Encripdata

Un paso adelante

Tras un acuerdo fallido, ya tiene fecha el juicio a la banda del «Turco» Exeni por el «Narcogolf»

Tras un acuerdo fallido, ya tiene fecha el juicio por el "Narcogolf"

Ya tiene fecha el juicio por el "Narcogolf". Crédito: Ministerio de Seguridad.

A esta altura, el «Narcogolf» tendría que ser historia vieja con todos los acusados menos uno en libertad condicional, pero como ese se negó a firmar el juicio abreviado, los otros siguen adentro. Ahora, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOCF) 2 de La Plata deberá realizar el juicio contra reloj porque ya no puede estirar más las prisiones preventivas. Encripdata pudo confirmar que el debate finalmente comenzará el miércoles 8 de junio.

Desde que los gendarmes, por orden del juez federal Federico Villena, desbarataron el 26 de enero de 2018 la operación al allanar el Olivos Country Golf, de allí el nombre del operativo, los acusados pasaron ya más de 4 años detenidos, algunos en la cárcel de Devoto, la única todavía en pie de la Ciudad de Buenos Aires, cuando la regla general es que la preventiva puede extenderse por dos años y en casos excepcionales, por tres, pero no mucho más. En el juicio abreviado fallido, el fiscal Rodolfo Molina y los procesados habían acordado 6 años de prisión o menos. Como uno al final se opuso, todo quedó en la nada.

Por eso mismo, en la última prórroga del 5 de mayo, los jueces Ana María Figueroa, Daniel Antonio Petrone y Diego Gustavo Barroetaveña, de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, limitaron las prórrogas de las prisiones preventivas del caso a solo «cuatro meses o hasta la finalización de la audiencia de debate y dictado de sentencia, lo que ocurra primero, a partir del 26 de abril» y urgieron al tribunal a dar inicio al juicio en cuestión y hasta le ordenaron que les informe los pormenores del proceso para que no haya más excusas ni demoras.

Tras el reto de los superiores, el tribunal fijó para el 8 y el 22 de junio y 6 y 13 de julio las jornadas para que los acusados se sienten en el banquillo. El debate tendrá formato virtual.

Sebastián Fargeta, Elías Exeni, Pablo Portas Dalmau y los colombianos Héctor Alfonso Cabrera y Luis Alberto Quintero llegan al juicio acusados de formar una organización narcocriminal. Un «arrepentido» declaró que el plan era «bombardear» 428 kilos de cocaína para vender en Buenos Aires y otros 300 kilos para «coronar» en Europa, pero los investigadores lo impidieron.

La operación «Narcogolf» destapó conexiones por todas partes: a través de Exeni, con el doble crimen de Icaño, en el que mataron a su madre y su padrastro, en lo que pareció ser un ajuste de cuentas, y la ruta de precursores químicos de los hermanos sirios Barakat en Catamarca; a través de Portas Dalmau, con Diego Xavier Guastini, su jefe en el tráfico de dólares y euros entre Argentina, Ecuador, México y España.

Y a través del propio Guastini, asesinado el 28 de octubre de 2019 en Quilmes, las conexiones llegaban hasta los casos «Leones Blancos», por el que el fiscal Claudio Scapolan acaba de ser apartado de sus funciones previo al jury de enjuiciamiento, el clan Loza y el clan Atachahua Espinoza, a la espera de sentarse en el banquillo de los acusados.

Guastini era informante de la Secretaría de Inteligencia (SIDE / AFI).

Y según algunos allegados, estuvo a punto de serlo de la Drug Enforcement Administration (DEA) de los Estados Unidos.

La primera pista del «Narcogolf» la dio justamente la AFI en el 2017.