Ordenan que la hija de Moyano devuelva los 434 mil dólares para investigar su origen

El origen de la causa contra Karina Moyano

El origen de la causa contra Karina Moyano. Crédito: Ministerio de Seguridad.

El juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé le ordenó el lunes a Karina Eva Beatriz Moyano que devuelva los 434 mil dólares y 600 mil pesos que su par Federico Villena le había devuelto el 28 de enero al sobreseerla en una causa en la que los fiscales Cecilia Incardona y Diego Iglesias la investigaban para determinar si había lavado activos provenientes de narcos que traficaban cocaína entre Bolivia, Salta, Villa Lugano, Hurlingham, San Martín, Villa Madero, Villa Celina, Ciudad Evita, Claypole, General Villegas y Mar del Plata.

Encripdata accedió a la resolución en la que el juez Augé intimó a Karina Moyano a que «en el término de 48 horas efectivice la entrega de la totalidad del dinero que fuera retirado el 28 de enero del Banco Nación bajo apercibimiento de adoptar las medidas procesales pertinentes a los fines de hacer efectivo lo ordenado». Para eso, la Cámara Federal primero deberá dejar firme el fallo.

No solo eso: Augé hizo lugar al planteo de los fiscales Incardona e Iglesias para anular el sobreseimiento dispuesto por Villena y para poner en conocimiento de los sucedido a las autoridades de la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura.

La historia sobre el origen de los dólares y pesos que tenía en su poder Karina Moyano comenzó el 13 de septiembre de 2018 cuando los fiscales dispusieron varios allanamientos simultáneos para detener a los traficantes y el juez agregó un procedimiento en un domicilio que, según la información comercial de Nosis, estaba relacionado a dos mujeres de la banda.

Se trataba de una casa de Inclán al 3700. Pero allí no vivían las sospechosas sino la hija de Hugo Moyano, líder del sindicato de camioneros y presidente de Independiente, que había tenido relación con aquellas mujeres nueve años antes por intermedio de otra persona.

Los gendarmes encontraron en aquella casa de Inclán los 434 mil dólares y 600 mil pesos, pero ningún rastro de cocaína o marihuana.

Los investigadores enviaron a los traficantes a juicio el año pasado por lo que recién en agosto hicieron un desprendimiento de la causa por narcotráfico para «investigar, eventualmente, el delito de lavado de activos» por los dólares y pesos que tenía la hija de Moyano.

Al inicio del primer expediente, los abogados de Karina Moyano solicitaron la devolución del dinero secuestrado en el allanamiento, pero el juez Augé lo rechazó porque ella no justificó el origen de los fondos y porque la investigación por narcotráfico estaba en proceso. Ahora, los letrados insistieron con el pedido, ya sobre el segundo expediente, y esta vez Villena, que subrogaba el juzgado durante enero, no solo aceptó el pedido sino que también la sobreseyó, en un fallo que él mismo consideró ante La Nación como «inusual para la feria judicial, pero acorde a derecho».

El lunes, Augé anuló el sobreseimiento de la hija de Moyano y, en consecuencia, la devolución del dinero.

La última palabra, sin embargo, la tendrá la Cámara Federal.