Cayó en Mar del Plata el operador financiero de Salvatore en EEUU

Leopoldo Carrena, detenido por lavar activos de Carlos Salvatore

Leopoldo Carrena, detenido por lavar activos de Carlos Salvatore. Crédito: Realtor.

Cuando se enteraron de que tenía pasaje a Miami, Estados Unidos, para esta semana, los investigadores aceleraron todo. Ya tenían los documentos que demostraban que era el testaferro, pero no el único, del argentino que más cocaína traficó en la historia del país. Entonces, los agentes de la Unidad Antiterrorismo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) irrumpieron el lunes a primera hora en su casa de Mar del Plata.

Leopoldo Daniel Carrena sabía que era el próximo en la lista. En diciembre habían caído Sergio Daniel Salomone y la pareja Analía Viviana Tejero. Y en enero, luego de estar 33 días prófugo, Eduardo Antonio Macri.

Todos, por lavar activos de Carlos Salvatore. En el caso de Carrena, el fiscal general de Chaco, Federico Carniel, lo acusaba de participar en once hechos tanto en los Estados Unidos como en la Argentina incluso luego de la muerte del narco más grande del país. La investigación la realizó con el fiscal Carlos Amad y Mario Alberto Villar y Laura Roteta, de la Procelac, fiscalía antilavado.

Tal vez la operación más clara fue la de los primeros tres hechos imputados: Salvatore compró en 2004 el departamento 6N de la avenida Collins al 5600, Miami Beach, lo transfirió en 2007 a Casilugi Corp, empresa integrada por él mismo y su esposa, y lo revendió en 2017 a CR PL Joint Venture LLC, del propio Carrena, cinco días antes de que los investigadores pidieran el embargo preventivo de todos los que formaron parte de «Carbón Blanco», pero, por las dudas, Carrena lo cedió en 2018 a Renacer 6N LLC, de Héctor Teodoro Levis, un socio suyo.

Lo mismo hicieron con la unidad 715 de la avenida Collins 5601: de los Salvatore, por intermedio de Carrena, terminó en manos de Levis. A su vez, Levis le entregó a Carrena los inmuebles de la calle Entre Ríos 2585, piso 8, departamento E y Rodríguez Peña 4655, Mar del Plata. Pero, como esos bienes de Miami debían ser decomisados, Levis solicitó al tribunal que lo reconociera como comprador de buena fe. Por ahora están embargados.

Carrena también intervino en las operaciones sobre los departamentos 1015 de la avenida Collins 5601, 1617 de la calle 191 al 3300, 1903 de la calle 192 al 3300 y 927 de la avenida Collins 5151, todos de Miami, Estados Unidos, y Almirante Brown 3536 y Güemes 3211, Mar del Plata. Además adquirió autos, motos, cuatriciclos y hasta Bonos Nacionales Argentinos, especie 5436 X, por 17.941 dólares.

Y, tal vez como un reaseguro, Carrena transfirió 139.987,86 dólares de su empresa Mosaic Partners Realty LLC a una cuenta que tenía Salomone, otro de los testaferros de Salvatore, en la Confederación Suiza. Pero Salomone, que tenía otra cuenta con un millón en la Isla de Man, luego embargada, cayó en diciembre.

Carrena ahora será indagado por videoconferencia.

El círculo se cierra a los testaferros de Salvatore.

Solo faltan Gabriel José Morón y la pareja Gladys Peregal, prófugos desde diciembre, cada vez más complicados por la amenaza al juez de este caso.